7 consejos para sobrevivir Soroche en Bogotá, Colombia

7 consejos para sobrevivir Soroche en Bogotá, Colombia

Bogotá se encuentra a una altitud de 2.640 metros  sobre el nivel del mar, en lo alto de la cordillera de los Andes. Esto la hace una de las capitales más altas del mundo. Si planea visitar sus vertiginosas alturas, tenga en cuenta que la altitud de la ciudad puede hacer que los visitantes sean propensos al soroche, o mal de altura. Siga leyendo para obtener nuestra guía sobre cómo contrarrestar sus efectos desagradables y retomar el rumbo de su viaje.

7 consejos para sobrevivir Soroche en Bogotá, Colombia

El mal de altura (soroche) puede ocurrirle a cualquier persona, de cualquier sexo, nivel de condición física o edad. Depende completamente de la persona, ya que algunos son más susceptibles que otros.

La condición se produce debido a la baja presión de oxígeno en el aire, y puede ocurrir a cualquier altura, entre 1.500 metros sobre el nivel del mar y más. Si bien los síntomas a 1.500 metros son menores, y pueden incluir dificultad para respirar, a 2.400 metros pueden incluir dolores de cabeza, pérdida de apetito, deshidratación, respiración intensa, insomnio o hemorragia nasal.

Aunque esto suena alarmante, en Bogotá solo un pequeño número de personas sufre de mal de altura después de su ascenso a la ciudad. La probabilidad aumenta con un ascenso rápido a gran altura.

Muchas personas no lo sufren, especialmente cuando llegan en avión, ya que aterrizan desde una mayor altitud. Sin embargo, si su llegada es por otro medio de transporte, hay formas de evitar el temido soroche.

Beba agua o líquidos

La deshidratación es un efecto secundario común del mal de altura, debido a la mayor tasa de pérdida de vapor de agua de los pulmones. El agua potable para evitar la deshidratación es necesaria cuando se encuentra en ubicaciones de gran altitud. Intente sorber agua o tomar una bebida energética que ayude a la rehidratación con altos niveles de glucosa y minerales.

Descanse mucho para evitar el Soroche

Un efecto secundario común del mal de altura es la fatiga o la debilidad, debido a la falta de oxígeno en el cuerpo y al alto esfuerzo. Los visitantes deben tomarse un tiempo para relajarse en los primeros días de llegar a la ciudad. Si eres nuevo en Bogotá, trata de no esforzarte.

Evite el ejercicio intenso desde el día uno hasta el cuarto

En Bogotá, por lo general, caminar por la ciudad no provocará el mal de altura. Sin embargo,  los visitantes que realicen ejercicio pesado dentro de los primeros días de llegar a la ciudad definitivamente notarán la altitud.

Puede parecer una idea brillante para llegar a la cima de Monserrate la primera mañana en la ciudad, pero es mucho mejor esperar un par de días. Esto le dará tiempo a que su cuerpo se acostumbre al oxígeno antes de ascender más alto. Arriba de las montañas, lo mismo se recomienda con el ejercicio intenso, como andar en bicicleta o correr, ya que incluso los visitantes muy en forma pueden sentir dificultad para respirar al comienzo de su viaje.

Coma verduras de hoja verde

Comer verduras de hoja verde puede ayudar a prevenir el mal de altura debido a sus altos niveles de ácido salicílico. Estos ácidos actúan como un antiinflamatorio y pueden ayudar a diluir la sangre, permitiendo que la sangre oxigenada viaje a todos los rincones del cuerpo.

Consume carbohidratos

Tomar carbohidratos puede prevenir el mal de altura. Esto se debe a que su digestión ayuda a generar glucólisis (almacenamiento de carbohidratos). Estos, a su vez, liberan energía a un ritmo más rápido. Cuando estas reservas de energía desaparecen, los visitantes pueden sentir un aumento en la fatiga. También sentirán debilidad debido a la falta de energía.

Beba té de coca, remedio contra el Soroche

El té de coca es una tradición de larga duración. Las comunidades ancestrales las bebían para prevenir el mal de altura (Soroche) antes de la conquista.

El té es un té de hierbas hecho de hojas de coca. Estas se se sumergen en agua caliente o dentro de una bolsa de té. Este té, verde amarillento, se bebe tradicionalmente en la región de los Andes, cubriendo Colombia, Argentina, Perú y Bolivia. El té tiene un alto contenido de glucosa y puede aliviar los síntomas del mal de altura.

Protégete del sol

Es más fácil quemarse con el sol en una ubicación a gran altitud que en cualquier otro lugar. Esto se debe a la reducción de vapor de agua, que hace que el cielo sea menos nublado. El cielo es menos claro a un nivel inferior.

Esto significa que el aire contiene un 25% menos de protección solar que en una altitud inferior. En Bogotá, los visitantes pueden quemarse con el sol fácilmente sin siquiera darse cuenta de lo que está sucediendo. Así que asegúrese de protegerse contra el sol. Las quemaduras solares también pueden provocar deshidratación y mal de altura.

Esperamos que, con estas recomendaciones, puedas evitar el soroche y tener una estancia divertida en Bogotá.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


El sitio web "Viviendo Cali" utiliza cookies, para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web están activadas para "permitir cookies" y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hace clic en el botón "Aceptar", usted declara que entiende y que está consintiendo las dichas cookies.

Cerrar