Historia del clásico barrio La Macarena en Bogotá

La Macarena en Bogotá

La Macarena en Bogotá es uno de los barrios más interesantes de la ciudad. Este barrio es una colmena para las actividades intelectuales y artísticas.

La Macarena es el hogar de muchos extranjeros y artistas que eligen vivir en la zona. Muchos la prefieren por sus espectaculares vistas de la ciudad y a los bulliciosos cafés, pubs y restaurantes de la zona. También hay muchas tiendas bohemias y un par de galerías de arte.

Historia del clásico barrio La Macarena en Bogotá

Este tradicional barrio encuentra entre Carrera 3 y 5, y las calles 26 y 30, arriba de la Plaza de Toros . Está a 30 minutos a pie de La Candelaria . Es un vecindario relativamente seguro, pero las calles pueden ser un poco oscuras. Por este motivo recomendamos hacer uso de taxi para entrar o salir de la zona por la noche.

La selección de restaurantes es notable por su sabor internacional. En La Macarena puedes encontrar cocina italiana, mexicana, árabe, británica, alemana, argentina, francesa e incluso serbia.

Viviendo en el Barrio La Macarena en Bogotá

Para los que viven en Bogotá, La Macarena es una zona conocida. Lo mejor de todo es que permite un escape de la ruta turística típica. Esto se debe a su cercanía con una de las regiones populares del centro de la ciudad, La Candelaria.

Quienes exploren Bogotá por primera vez es probable que sean encantados por el vecindario. Es una zona bohemia llena de cafeterías, tiendas de moda y excelentes opciones gastronómicas

La Torre del Parque ofrece una vista espectacular desde La Macarena

Opciones gastronómicas en La Macarena en Bogotá

Las mejores opciones gastronómicas en La Macarena se encuentran indudablemente en Calle 4 con Carrera 29. Aquí encontrarás una calle de restaurantes con enfoque y calidad internacional. Hay opciones gastronómicas argentinas, británicas, mexicanas, españolas, italianas y estadounidenses. Todas ofrecen una cocina de excelente calidad.

Te encantará pasear por la zona y descubrir nuevos cafés (hay una gran tienda de chocolate en la Calle 4 con Carrera 28, por ejemplo) donde puedes comprar un delicioso  café negro colombiano o comer algo típico.

Todos los edificios tienen un colorido encantador y la zona bulle de estudiantes, turistas y jóvenes profesionales. Justo al otro lado de la zona se encuentran las hermosas montañas de Bogotá. Debido a esto es que tienes una de las mejores panorámicas de la ciudad.

¿Cómo llegar a La Macarena en Bogotá?

Para llegar a La Macarena en Bogota se puede caminar desde el centro de la ciudad, pasar la Plaza de Toros y subir la colina hacia la zona. Si vienes del norte de la ciudad, toma un autobús hasta la Carrera Séptima y pasa por la Calle 30 (Centro Internacional). Luego Camina hacia el Museo Nacional y sigue la colina hacia las montañas.

Alternativamente, puedes tomar un taxi desde el museo. También puedes preguntarle a los lugareños.

Evolución de La Macarena en Bogotá

La Macarena en la actualidad es un distrito esencialmente moderno y de clase media. La ciudad ha sido testigo del crecimiento de una comunidad, hasta su sofisticación actual.

Solo basta ver fotos antiguas de sus edificios emblemáticos para ver su evolución. Y lo mejor es que todo este proceso se dio hasta hace apenas una generación.

A inicios del siglo pasado la zona era, principalmente, de campos que se fundían con las colinas boscosas de los cerros. Algunos edificios de referencia son la plaza de toros de Plaza de Santamaría (1920), el mercado (década de 1940). También la estación de Policía, que durante El Bogotazo, sirvió de refugio al entonces estudiante Fidel Castro.

En la actualidad algunos de los edificios más emblemáticos de Bogotá vigilan La Macarena. Por ejemplo, Torres del Parque (edificio curvo de piedra blanca). También el antiguo Hotel Hilton o el antiguo Hotel Margarita.

La urbanización solo despegó con las Torres del Parque, construidas en la década de 1960 por el famoso arquitecto Rogelio Salmona.

El atractivo cultural de La Macarena no es nuevo. Aunque su tradicional apodo, el Barrio Bohemio, ahora apenas se usa. Se empezó a usar como recordatorio la generación de artistas o intelectuales, ahora ancianos o extintos, que primero colocaron a Colombia en el mapa cultural mundial.

Muchos de estos vivieron en La Macarena, aproximadamente desde los años cincuenta hasta los setenta. Entre las figuras ilustres que vivieron ahí se encuentra Gabriel García Márquez.

Oferta Gastronómica en la Macarena en Bogotá

A pesar de los cambios de ubicación y una enorme expansión, la reputación de La Macarena de restaurantes de calidad tiene décadas de antigüedad.

El pionero del auge gastronómico es El Patio (Carrera 4A No.27-80). Este inició cuando la calle prácticamente no tenía restaurantes. Su cocina italiana, una buena carta de vinos y un comedor ligeramente atestado, atrae a aquellos de las élites de la ciudad.

Los clásicos ibéricos como la tortilla de patata y el chorizo, así como la sangría casera para acompañar un plato de tapas son populares en Gaudí. Al otro lado de la calle, hay un mexicano honesto y razonable, La Verdad (Carrera 4A No.27-57). Para obtener más opciones mexicanas, está Agave Azul (Carrera 4A No. 26B-22).

Para hábitos saludables, hay panaderías típicas y panaderías especializadas con panes orgánicos y galletas. Un ejemplo de esto es Azimos (Carrera 5 No.26A – 64). Café Andante en las Torres del Parque es una cafetería popular con la bohemia local.

Café La Castaña junto a Andante tiene empanadas deliciosas y robustas, inspiradas por el tiempo del chef Andrea Carrillo en Buenos Aires.

Para tomar una copa de vino mientras navegas por los últimos libros, está la librería Luvina. Un lugar dedicado a disfrutar de una taza de chocolate caliente, Lachoco Latera, abrió sus puertas y vende brebajes de chocolate artesanal. Las galerías de arte también tienen profundas raíces en La Macarena.

Este barrio siempre ha atraído a los extranjeros por su oferta única de una ubicación en el centro, animada y barata, pero también segura.

La Macarena en Bogotá conserva un sabor auténticamente colombiano. Si es de tonos altos en partes, sus sofisticados son solo un ingrediente de una población mixta de trabajadores rígidos, tenderos, jefes de hogar, personas de la calle, académicos y estudiantes de universidades cercanas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


El sitio web "Viviendo Cali" utiliza cookies, para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web están activadas para "permitir cookies" y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hace clic en el botón "Aceptar", usted declara que entiende y que está consintiendo las dichas cookies.

Cerrar