Cultura del Grafiti en Bogotá

Grafiti en Bogotá

A veces, de las cenizas de la tragedia brota el arte más bello, y Bogotá es un ejemplo brillante. Te invitamos a conocer un poco de la cultura del Grafiti en Bogotá.

Cultura del Grafiti en Bogotá

Bogotá cuenta con una larga trayectoria en Grafiti. Sin embargo tiene un oscuro hecho que marcó un antes y un después. El hecho en concreto se presentó en 2011, después de que la policía asesinara a Diego Felipe Becerra. Este era un joven de 16 años, que estaba marcaba su firma, Félix el Gato, en un muro.

Las protestas estallaron de forma masiva en toda la ciudad. Este tumulto público fue en parte responsable de que el gobierno cediera. En  última instancia,  después de una batalla legal que duró años,  el grafiti en Bogotá dejó de ser un delito.  Actualmente el oficial que le disparó a Diego Becerra se encuentra prófugo de la justicia.

El grafiti en Bogotá es más que bello: refleja la cultura diversa pero tumultuosa de la ciudad.

Muerte de Diego Becerra

El 19 de agosto de 2011, Diego Becerra estaba con tres de sus amigos. Se encontraba pintando su  firma debajo de un paso elevado en la Avenida Boyacá. Esta es una de las vías más concurridas de la ciudad y está muy vigilada. Entonces dos oficiales de policía lo encontraron. Un oficial persiguió a Becerra, quién huyó al ver los policías, y le disparó por la espalda. Después de esto el policía afirmó que el joven había sacado un arma y había amenazado con disparar.

Sin embargo la verdad pronto salió a la luz. Uno de los amigos del chico declaró que solo habían sido amonestados por pintar un graffiti. La autopsia reveló que las manos de Becerra estaban cubiertas de pinturas. Tampoco se pudo encontrar la supuesta arma.

A medida que el enojo y la confusión del público comenzaron a aumentar, la policía cambió su declaración. Ahora afirmaban que Becerra era un sospechoso de robo a mano armada,. Más tarde el oficial  admitió que había alterado la escena del crimen. Estas declaraciones solo provocaron más indignación pública. Finalmente, la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas condenó el asesinato. Todo este proceso tardó cerca de seis años.

Después de protestas masivas en toda la ciudad, el oficial en cuestión fue despedido de la fuerza policial y el arte callejero fue despenalizado. La oficina del alcalde fue un paso más allá e invitó a los artistas a pintar edificios. Sin embargo existen algunos límites. Incluso pagaron hasta $ 10 millones de pesos por murales de figuras como el legendario escritor Gabriel García Márquez .

Grafiti como una forma de arte regulada

Grafiteros  y bogotanos  están teniendo reacciones mixtas al permiso que dio el gobierno. Algunas personas a las que no les gusta la práctica, en general se quejan de que casi todos los edificios en Bogotá están siendo vandalizados. El artista de grafiti  DjLu se  lamentó de que el alcalde haya dado permiso para decorar algunos lugares y marque a otros como fuera de límites. Según él es inherentemente paradójico cuando se trata de arte callejero. El Grafiti comenzó como un acto de desafío, y si los artistas siempre respetan las reglas, su razón de ser se derrumba.

Muchos abrazaron el cambio, viéndolo como una manera de arreglar las relaciones entre el gobierno de la ciudad y su generación más joven. Es casi como el acto de extender una rama de olivo. Otros, como DJLu, piensan que es la forma en que la ciudad trata de controlar dónde hace el grafiti. Sin embargo la prohibición ha fallado en algunos lugares de la ciudad.

Otro motivo oculto podría estar en las obras. Lo anterior se debe a que algunas se han usado como campañas publicitarias de la guerrilla. Algunas piezas de las FARC comenzaron a aparecer en forma de arte callejero en toda la ciudad. Esto tenía a buena parte de la población asustada, en especial a los adultos.

Los beneficios de la nueva libertad artística

Los grafiteros todavía encuentran espacio para la rebeldía y el grafiti aparece en toda la ciudad en ubicaciones “prohibidas” todos los días. Sin embargo, en lugar de ser arrestado, ahora, como máximo, recibirán una multa, en todo caso.

De muchas maneras, esto ha unido a la comunidad. El grafiti en Bogotá ya no se considera un delito. Para muchas personas, finalmente se lo acepta como una expresión artística legítima. CRISP , un artista de grafiti en Bogotá, dice que la falta de miedo a ser encarcelados o perseguidos por su trabajo les permite a los artistas enfocarse en proyectos cada vez más grandes. Estos reflejan en gran parte un mayor significado y valor para la comunidad.

El enfoque refrescante de Bogotá hacia el arte callejero significa que las mentes creativas son finalmente libres. Estas ahora se pueden relajar y contar historias sobre su cultura y estilo de vida a través de murales evocadores. La Bogotá actual se presta como un ambiente artístico fértil.

Hay más de 8,000 artistas de grafiti que llaman a Bogotá su hogar. Algunos de los principales artistas incluyen a  Stinkfish , un grafitero local, cuyo estilo característico incorpora rostros de fotografías tomadas en Bogotá con intrincados diseños entrelazados en los extremos.

Toxicómano , un colectivo muy popular que está representado en toda la ciudad.  Este colectivo  representa temas anticapitalistas y antiimperialistas.

Bastardilla  sacude la escena del grafiti, tradicionalmente dominada por los hombres, con su trabajo que retrata el feminismo, la pobreza, la violencia, el dolor y el mundo natural.

Si desea un recorrido por los grafiti más bellos de Bogotá y comprender el significado detrás de las piezas individuales, visite Bogotá Graffiti Tour , uno de los muchos operadores turísticos que le ofrece la oportunidad de ver las partes más vibrantes de la ciudad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


El sitio web "Viviendo Cali" utiliza cookies, para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web están activadas para "permitir cookies" y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hace clic en el botón "Aceptar", usted declara que entiende y que está consintiendo las dichas cookies.

Cerrar