El Huila, un departamento poco conocido te espera

El Huila, un departamento poco conocido te espera

Separada de Bogotá por 300 kilómetros, u ocho horas por carretera, se encuentra la capital del Huila, Neiva. Esta ciudad encabeza el calendario de turismo un fin de semana cada año, cuando el país desciende a esta ciudad de 400,000 habitantes para participar en el festival de danza y música folclórica Bambuco.

El Huila, un departamento poco conocido te espera

Pero durante los restantes fines de semana y feriados nacionales, la capital departamental del Huila recibe también una buena cantidad de forasteros. Principalmente viajeros en busca de alojamiento económico después de contemplar las estrellas en el desierto de Tatacoa. También algunos que estuvieron explorando las tumbas del parque arqueológico de San Agustín.

Actividades para hacer en el Huila

Celebrando el día de San Pedro y San Pablo (29 de junio), el festival Bambuco se lleva a cabo en el Huila desde 1960. Este fue creado para celebrar la danza tradicional de la región: el Sanjuanero .

El festival, por supuesto, es un momento ideal para visitar este departamento del sur. En él te dejarás llevar por la emoción de un concurso de belleza y por la oportunidad de hacer nuevos amigos al calor del aguardiente .

Pero la tierra Opita (nombre coloquial para el pueblo de Huila) debe ser conocida por más que vestidos revolventes y la oportunidad de animar a Reinas en flotadores decorados que se mueven lentamente. Porque desde el momento en que aparece el letrero “Bienvenidos a Huila” en la carretera , el campo se ve mucho más verde, gracias a miles de hectáreas de arroz que crecen al lado de la carretera.

Historia reciente del Huila

La historia reciente de Huila se divide en “antes” y “después” del embalse de Betania. Durante seis años, se inundaron 700 hectáreas para la construcción de una planta hidroeléctrica. Esta proporcionaría electricidad al suroeste del país. Los ríos Magdalena y Yaguará fueron desviados para llenar un valle poco profundo. Desde que se inauguraron sus compuertas y turbinas en 1987, Betania ha generado continuamente el 4% de la energía del país.

Para Rafael Ramírez Gonzales, alcalde de Yaguará, la región sintió los efectos negativos de la mega infraestructura cuando se inundaron 5.000 hectáreas de tierras previamente cultivables. Esto obligó a los agricultores a abandonar su principal fuente de ingresos para convertirse en pescadores. La llegada de la pesca industrial de mojarra tampoco mejoró los medios de subsistencia. Ya que “el dinero no se queda en la región”, afirma el alcalde.

Opciones de hospedaje en el Huila

Un aspecto positivo de la construcción del embalse fue el crecimiento del turismo ecológico y acuático. Con pocos hoteles operando en esta remota región, la mayoría de los visitantes prefieren quedarse en una granja o alquilar una habitación en una casa de huéspedes.

Como las opciones a corto plazo son asequibles, muchos turistas optan por quedarse en pequeñas ciudades cerca de Betania. Esto en lugar de gastar en los hoteles de la cadena impersonal de la capital. Con senderos de montaña y pesca recreativa, Yaguará también es conocida por dos exquisiteces locales: achiras y quesillo.

Delicias gastronómicas en el Huila

Belén y Gregorio Gonzáles han estado en el negocio lácteo desde que crecieron en la granja familiar. Esto hace más de cinco décadas. Con medio siglo de experiencia en la fabricación de quesillo, un queso suave y salado envuelto en hojas de plátano, la técnica artesanal de Belén garantiza una clientela confiable. A pesar de que este producto lácteo está ampliamente disponible en los supermercados cercanos. “Vendo todo lo que hago y no puedo hacer más de lo que hago”, dice Doña Belén.

Lo que sí le preocupa es quién heredará la receta de fabricación de quesos del siglo de la familia. Con una hija trabajando como contadora en Bogotá y un hijo en el negocio petrolero. “Quizás algún día, uno de ellos se animará a hacer quesillo”, comenta Belén.

Deliciosas Achiras en el Huila

Los achiras son galletas de tamaño de bocado hechas con cuajada de queso y harina molida de la raíz de Achira. Cosechada por los Incas de Perú, la Canna Edulis crece como una flor en los Andes. El sabor de una auténtica achira varía según la región y el clima. A pesar de que puedes encontrar un bocadillo similar en la costa, Yaguará es uno de los productores de achira más importantes del país. Algunas familias afirman tener recetas que se remontan a siglos atrás.

Feliza Tovar ha estado produciendo achiras la mayor parte de su vida, y dirige un pequeño negocio exitoso en la ciudad basado enteramente en una receta que su madre dominó después de “probar más de mil veces”, afirma. Gracias a esta tosca galleta, la empresaria paga la matrícula universitaria de su hija en Bogotá y abriga la esperanza de que su negocio se transmita a otra generación, a pesar de la realidad de que los jóvenes abandonan estos pequeños pueblos para convertirse en profesionales de la rápida expansión del país. grandes ciudades.

Atracciones turísiticas en el Huila

En el sureste de Huila, en el límite con el departamento de Caquetá, se encuentra una región conocida como Suazo y hogar de la palma Iraca. Desde principios del siglo XIX, los habitantes de esta zona han estado tejiendo Iraca en bellos sombreros. Esto en un laborioso proceso que implica secar y teñir fibras naturales.

Blanca Lucía Calderón no recuerda cuántos años estuvo teñiendo sombreros. De niña acompañaba a sus padres mientras tejían iraca salvaje. Hoy en día, sus sombreros se consideran algunos de los mejores del mundo. Tienen su propio certificado de Denominación de Origen y pueden variar en precio desde US $ 50 a US $ 1,000 dependiendo de la artesanía intrincada.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995, el Parque Arqueológico de San Agustín es una de las atracciones turísticas más importantes de Colombia. Dada desde hace más de 3.000 años, cuando esta área fue dominada por una sociedad indígena. Esta conectaba el ámbito terrenal con el espiritual, a través de ceremonias funerarias complejas. Las ceremonias estaban representadas en estructuras megalíticas de piedra.

Tierra Adentro es otra atracción en el Huila. Este lugar cuenta con una serie de cuevas subterraneas. En ellas comunidades antiguas plasmaron todo un sistema mitológico en paredes y techos.

Con los restos de una antigua civilización siempre visibles, muchos huilenses se han convertido en escultores por derecho propio. Creando réplicas en miniatura de los misteriosos monolitos esparcidos por el accidentado paisaje.

Gran parte de Huila aún no se ha mencionado en las guías. Para el viajero, San Agustín es la atracción estrella. Pero no subestimes los cuerpos celestes de un cielo nocturno en el desierto de la Tatacoa. También aprende los pasos del Sanjuanero, pues departamento, aún no ha revelado todos sus secretos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


El sitio web "Viviendo Cali" utiliza cookies, para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web están activadas para "permitir cookies" y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hace clic en el botón "Aceptar", usted declara que entiende y que está consintiendo las dichas cookies.

Cerrar