Una introducción a la Champeta en Colombia

Champeta en Colombia

Durante décadas la champeta en Colombia fue confinada a las regiones costeras pobres del país. También fue condenada por los políticos conservadores como un género violento y corruptor. El sonido de la champeta, una fusión afro-latina, finalmente está entrando en la corriente principal. A continuación les hablamos un poco de este maravilloso género.

Breve historia de la Champeta en Colombia

Hace cuarenta años los “picós”, unos sistemas de sonido ambulantes, pintados de vivos colores, se podían encontrar en todos los vecindarios de Cartagena. Estos se encargaron de propagar la champeta por toda la ciudad.

Cartagena es la ciudad portuaria colombiana que dio origen a una mezcla de percusión de estilos musicales africanos y colombianos, que más tarde se conoció como champeta.

Los picós eran estructuras hechas a mano, de inspiración jamaicana, que llegaron a Colombia en la década de 1950. Estos se convirtieron en un elemento fijo en festivales, carnavales y fiestas familiares a lo largo de la costa caribeña del país. La costa es el hogar de gran parte de la población afrocolombiana del país. Esta tradición perduraría intacta por más de dos décadas.

Esos sistemas de sonido (Picós) cumplían una función social y comunitaria para las personas que vivían en las zonas más pobres de Cartagena. También funcionaban en el puerto más grande de la región, Barranquilla. Eran una forma barata de entretenimiento y contribuían a la economía informal de la zona.

Cuando la “música africana” barrió la región durante los años 70 y 80, los sistemas de sonido desempeñaron un papel vital en la construcción de una identidad, especialmente en la diáspora colectiva para muchos afrocolombianos, que vivían en un país fuertemente marcado por el racismo y las líneas de clase.

Las voces negras de Colombia habían sido silenciadas desde los años de la esclavitud en América del Sur, en el siglo XVI. La población negra del país había estado confinada a las áreas costeras más pobres desde la abolición de la esclavitud.

Explosión de la Champeta en Colombia – Años Setenta

El fenómeno de la música africana fue un boom en los setenta. Estos abarcaban estilos caribeños como zouk de Martinica, la soca de Trinidad y el reggae y dancehall de Jamaica. Pronto le garantizó a los propietarios de picó un suministro constante de música.

Existen diferentes teorías sobre cómo estos registros terminaron en Colombia. La mayoría cree que llegaron con los marineros de África Occidental atracando en Cartagena y Barranquilla a fines de los ’60 y principios de los ’70. Los marineros llegaron con soukous de la cuenca del Congo, la alta sociedad nigeriana y el mbaqanga sudafricano. También con discos de artistas como el nigeriano Fela Kuti y el príncipe Nico Mbarga. El camerunés Luisiana Tilda y Ernesto Djédjé de Costa de Marfil. La música fue un éxito instantáneo con la población costera de Colombia y se absorbió rápidamente en la cultura picó de la región.

A los colombianos les encantaron las canciones africanas que escuchaban. Tanto que comenzaron a contrabandearlas. “Pero después de copiar físicamente los registros tanto como pudieron, varios músicos latinos decidieron hacer sus propias versiones. Así nació la Champeta.

Sin embargo, inicialmente eran puras imitaciones de las canciones originales. Por ejemplo, la canción de 1972 de Fela Kuti, Shahara, se convirtió en Shahalao.

Las discográficas locales pronto se subieron al carro y comenzaron a lanzar discos de artistas afrocolombianos como Wganda Kenia.

Estructura de la Champeta en Colombia

La Champeta tiene una estructura distintiva de tres partes: una introducción, un coro y una sección frenética y repetitiva llamada “el Despeluque”.

Las canciones se cantan predominantemente en español o el Palenquero, el idioma originario de San Basillio de Palenque. Este lugar reconocido como el primer pueblo libre africano en América del Sur.

Las letras de la champeta en Colombia pueden tener una carga emocional, social o religiosa. Principalmente toca aspectos de la vida cotidiana.

Esta es una música para bailar. Es muy común escuchar este género en las discotecas y bares en la costa atlántica en Colombia.

La danza y origen del nombre champeta en Colombia

Las diferentes formas de la danza de champeta en Colombia nacieron de los ritmos de la salsa, el jíbaro y el reggae puertorriqueños. Estos comenzaron como una especie de lambada, aunque desde entonces han progresado en versiones más rápidas. En la forma de bailar champeta se pueden ver rasgos de la herencia indígena, latina y africana de Colombia”.

Existen varias teorías sobre el origen de la palabra champeta. Es probable que se derive del cuchillo champeta utilizado por los trabajadores en el mercado Bazurto de Cartagena.

En los años 70, estos trabajadores se reunían regularmente para escuchar música africana en los picós. Pero a lo largo de las décadas, la palabra ha sido deliberadamente ensuciada por conservadores que intentan atribuir connotaciones de violencia a la música.

Prejuicio y censura en contra de la Champeta en Colombia

Este tipo de prejuicio contra la población negra del país ha sofocado el crecimiento del género en los últimos años. Algunos políticos colombianos incluso tratando de hacer cumplir una prohibición nacional de champeta. Acusan a la música de fomentar la violencia y el embarazo adolescente.

Durante los años 70 y 80, un flujo constante de estrellas locales de champeta, incluido uno de los artistas más queridos del género, Abelardo Carbonó, iluminó la escena musical de la costa. Mientras tanto la banda Son Palenque, que se casó con la cultura palenquera local con la guitarra moderna y los sonidos de saxofón, fueron las luces principales del movimiento champeta criolla en los años 80.

Algunas de esas canciones son cantadas en el idioma Palenquero. La champeta criolla se limitó principalmente a San Basilio de Palenque, y la ciudad es vista por muchos como la fuente de champeta debido a su historia como ciudad libre.

Llegada de la Champeta al Centro y Sur de Colombia

El fundador de Palenque Records y autodenominado ‘DJ Champeta-Man’, comenzó a investigar música afrocolombiana a principios de los 90 cuando vivía en Francia. Voló de regreso a Colombia en 1994 cuando se enteró de la música que se había apoderado de la costa atlántica. Cuando viajó a San Basilio de Palenque descubrió toda una comunidad de artistas que reinterpretaba las tradiciones populares de maneras emocionantes.

En 1998, Dj Champeta Man lanzó el álbum recopilatorio Champeta Criolla – Nueva música africana del vol. 1. Esto llevó a la música a un mercado al centro y fuera de Colombia.

A finales de los 90 la champeta no era bien vista en ciudades como Bogotá o Medellín. La champeta era demasiado nueva. La gente no la entendía, era un shock, como en cualquier revolución.

Muchos la calificaban como una música estúpida y demasiado sexual. Sin embargo lentamente la champeta se fue haciendo un lugar. Labor difícil en una Bogotá dominada por el Rock.

Asentamiento y popularidad de la Champeta en Colombia

Al inició del milenio, la champeta había comenzado a adaptarse a tendencias comerciales y, más adelante, digitales.

En el 2000 la champeta empezó a escucharse con fuerza en la capital. Siendo un género que fue bien acogido en los jóvenes, a pesar del escándalo que provocaba en los adultos. Poco a poco canciones más comerciales fueron ganando reconocimiento. La champeta en Colombia fue lo que le abrió las puertas a géneros como el reggaetón.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


El sitio web "Viviendo Cali" utiliza cookies, para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web están activadas para "permitir cookies" y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hace clic en el botón "Aceptar", usted declara que entiende y que está consintiendo las dichas cookies.

Cerrar