El Carnaval del Diablo en Riosucio, Caldas

carnaval del diablo riosucio

El Carnaval del Diablo, en el municipio de Rio Sucio, es una celebración bianual llena de colorido. Este se celebra del 6 al 12 de enero.

El Carnaval del Diablo en Riosucio, Caldas

Este Carnaval dura seis días, siendo uno de los que tienen más duración en el mundo. Incluye una gran cantidad de consumo de alcohol, desfiles y corridas de toros.

Cómo se celebra El Carnaval del Diablo

Durante el Carnaval El diablo anda por todas partes en Riosucio. Él camina por las calles a plena luz del día, con todo y cachos, cola y una capa de color rojo sangre. Por la noche, el Diablo se sienta descalzo en una esquina, tocando su flauta andina y bebiendo chicha.

La chicha es un licor de maíz artesanal que se vende en las botellas de dos litros de Coca-Cola durante el Carnaval del Diablo. Y en la plaza inferior, junto a la iglesia de la Señora de la Candelaria, que se cierne 20 pies de altura, se puede ver un toro negro de cola serpiente, que preside el Carnaval con un gran tridente de oro.

Las fiestas son inacabables. Es por esto que una noche en el Carnaval del Diablo se prolonga hasta que el sol ha llegado a la mañana siguiente.

Los personas que participan del carnaval van disfrazados a unas extravagantes comparsas. Los artesanos y vendedores ambulantes de todo el país siguen la línea de las plazas principales, la venta de libros, palomitas de maíz, joyería, ropa de punto, pinturas, juguetes hechos de piezas de chatarra, chorizo, semillas de flores, incluso pueden verse ventas de conejitos y pollos.

Comparsas y festejos

Las comparsas van acompañadas por músicos, que las siguen al ritmo de la salsa y la cumbia. El guarapo- hecha de fermentado de caña y azúcar chicha -desde fermentado de maíz y todavía fluya con abandono. Y la fornicación pública, si no alentado por completo, es por lo menos no mal visto.

Las comparsas se caracterizan por tener además matachines. Un matachín es una especie de  bufón del carnaval. Estos toman el papel de servidores mortales del Diablo del Carnaval. Para garantizar la continuidad de esta tradición y garantizar que las personas se diviertan.

El carnaval en sí implica seis meses de preparación antes de la fiesta real de seis días. Y un cuerpo logístico que incluye al alcalde, y otros funcionarios. También se contrata un pequeño ejército de limpieza durante las veinticuatro horas del día. El personal de logística son todos pidió a lograr lo que se ha convertido en uno de los más famosos espectáculos culturales en un país cuyo calendario está repleto de ellos.

Historia del Carnaval del Diablo

El Carnaval del Diablo tiene sus raíces en 1819. Antes de que existiera tal cosa como Colombia, según el sitio web del Consejo para la organización. En ese momento, Riosucio, era un pueblo conformado por dos comunidades mineras tradicionalmente enemistadas. Una estaba conformada por descendientes de africanos y la otra por indígenas. Las ciudades eran Quiebralomo Real de Minas y La Montaña.

Después de un siglo de enfrentamientos y gracias a dos sacerdotes católicos que amenazaban a los habitantes de las dos ciudades con la condenación eterna si seguían en guerra. Decidieron compartir su territorio y dieron lugar a la actual ciudad de Riosucio. En la plaza central de este lugar se empezaron a realizar diferentes actividades que, con los años, se convertirían en el festival.

Porqué el Diablo es el patrono del carnaval de Riosucio

En 1847, para sellar su acuerdo de paz, se realizó un carnaval en lugar de la celebración de Los Reyes Magos. Pronto, los habitantes cambian su carácter, debido a que el guardián de la paz, que siempre estaría allí para recordarles su promesa a los sacerdotes, era el diablo.

Un diablo mestizo que obtiene su alimento de los bailes ancestrales africanos, ceremonias indias en honor al sol y la tierra, y las tradiciones de los europeos que llegaron en el proceso de conquista de América.

El diablo de Riosucio es un ejemplo de sincretismo cultural que une elementos del diablo judeocristiana, pero carece de importancia el mal. Este demonio es sólo el guardián de la fiesta. La web oficial del Carnaval lo describe muy bien:

Un estado de ánimo heredado de la tradición cultural aborigen derivado de la mezcla de razas y culturas que tuvo lugar en la parte occidental de lo que es hoy en día (el departamento de) Caldas. Un espíritu que inspira muchas cosas como la preparación de los oídos de la música y del cuerpo para bailar. El espíritu que inspira a escritores y poetas para crear versos y canciones. […] Como un símbolo, que es un fiel reflejo de la mascarada de la vida. Él se erige como una figura central para ser quemado más adelante en actos ceremoniales lúdicas. […] Su figura cambia con el paso del tiempo y que nunca es un ídolo. Vive en los corazones bondadosos de cada habitante de Riosucio para hacer posible el carnaval.

Herencia cultural e Influencias

Riosucio-que comprende la ciudad, las docenas de asentamientos que la rodean, y el Cañamomo y Lomaprieta (reservas indígena)-ha mantenido gran parte de su composición étnica y tradiciones.

En su fusión de africanos, indígenas y españoles se ve una gran riqueza mitológica y de costumbres. El Carnaval del Diablo es una celebración de “hermandad, paz y felicidad”. Y de la historia única de este pequeño rincón del diverso paisaje cultural de Colombia.

Cierre del Carnaval del Diablo

La totuma, que es un recipiente hecho de la piel de una fruta similar a la calabaza, tradicionalmente utilizado como un instrumento de beber, es otro símbolo importante de la feria.

Durante la ceremonia de cierre se hace un ritual de “expulsión” del diablo del carnaval. Y la totuma se entierra como símbolo de la finalización del Carnaval del Diablo.

La influencia española es más evidente en las corralejas , o corridas de toros. Al contrario que en España o partes del caribe Colombiano, en el Carnaval del Diablo, no hay matador oficial. (Los toros no mueren o sufren lesiones graves, tampoco.)

En estas corralejas, los residentes bajan con sus familias a la arena de bambú improvisada en las afueras de la ciudad. Aquí de uno a la vez, cualquier persona valiente o lo suficientemente ebria como para saltar en el ring con los toros, puede participar.

El reino de Satanás en la Tierra, o la pequeña porción de ella que es Riosucio, en un festejo breve y alegre. El carnaval, marcó el comienzo de la pompa y el frenesí de lujo, termina con un desfile sombrío a través de las calles.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


El sitio web "Viviendo Cali" utiliza cookies, para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web están activadas para "permitir cookies" y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hace clic en el botón "Aceptar", usted declara que entiende y que está consintiendo las dichas cookies.

Cerrar