Un Imperdible Paseo por el Gato de Tejada

Gato de Tejada

Esta escultura fue donada a la ciudad por el artista Hernando Tejada (quien la bautizó originalmente El Gato del Rio). Esta fue creada en 1996, y formó parte de una campaña de embellecimiento del río Cali.

Historia de El Gato de Tejada

Es imposible hablar del Gato de Tejada sin mencionar a su autor, el maestro Hernando Tejada. Este es uno de los artistas más destacado del Valle del Cauca, asidio de tertuliaderos y un gran promotor del arte en Colombia.

Ya en 1995 el maestro Tejada había manifestado su interés en regalarle a la ciudad una escultura de un Gato. Pero no fue sino hasta 1996, durante un almuerzo con su amigo (y entonces Gerente de Cultura del Valle), que se empezó a hablar de forma seria de la creación del gato.

A través de la Secretaría de Cultura del departamento se hizo una donación de 20 millones de pesos para la construcción del Gato de Tejada. Sin embargo aún faltaba dinero para llevar a feliz término el proyecto.

Alejandro Valencia, artista y sobrino del maestro (además de ser hijo de la también artista Lucy Tejada), se encargó de realizar ciento cincuenta miniaturas del gato. Estas fueron firmadas por el maestro y se subastaron (y se vendieron como arroz).

Para recaudar el dinero restante, el comité encargado de la construcción de la escultura decidió rematar el modelo original que el mismo maestro Tejada había tallado. Esta subasta fue una sensación, reuniendo un gran número de artistas y coleccionistas. Finalmente fue un coleccionista llamado Gonzalo de Oliveira quien se quedó con la pieza pagando 15 millones de pesos.

Construcción y transporte de El Gato de Tejada

La labor de construir la escultura le fue dada al artista Rafael Franco, quien trabajó durante seis meses en su taller en Bogotá. Cuando finalizó la pieza fue necesario desmontar el techo del taller para poder sacar al gato y que este fuera transportado a Cali, a más de 400 kilómetros de distancia.

Para los que conocen la accidentada geografía de Colombia, especialmente en zonas como El Alto de la Linea, se podrán imaginar la descomunal tarea de transportar por tierra la enorme y pesada escultura.

El monumento fue inaugurado el 2 de julio de 1996. Precisamente en una esquina del barrio Normandía que el mismo maestro había escogido.

Vándalos y Novias

Nada se salva del vandalismo, y el Gato de Tejada no fue la excepción. Fueron muchas las quejas que el artista interpuso sobre los grafitis y rayones que algunas personas le hacían a la escultura. Esto obligó que se ordenara un cordón de seguridad policial cerca al monumento.

Como anécdota cuenta uno de sus amigos cercanos, las quejas del maestro se detuvieron una mañana en la que vio un grafiti que decía “Este gato fue testigo de la primera vez que mi novia y yo hicimos el amor”. Esto le cayó en gracia al maestro, reconocido por ser amante de las mujeres y la sensualidad (de ahí su fascinación con los gatos).

Sin embargo era común verlo, betún en mano, limpiando los rayones que le hacían a la escultura.

Debido al carácter romántico del maestro que le diera vida al Gato de Tejada, en 2006, para la conmemoración de los 10 años de la escultura, la cámara de comercio abrió un concurso para buscarle novia al Gato de Tejada.

Ahora el monumento se encuentra acompañado por 15 bellas gatas, producto de diferentes artistas caleños. Incluyendo una de su sobrino, Alejandro Tejada.

Eje Cultural

Actualmente el parque de el Gato de Tejada es un importante punto de encuentro de la ciudad. En este suelen realizarse actividades artísticas y culturales de toda índole.

Desde los picnics literarios, las tertulias artíscas, exposiciones, conciertos. El Gato de Tejada es un importante eje cultural de Cali.

También es un punto de encuentro para la ciudadanía, que puede disfrutar de un bello espacio al aire libre. Son muchos los que suelen pasear por el parque, con amigos o sus mascotas. También se puede disfrutar de estas hermosas obras.

Quién fue el Maestro Tejada

El maestro Tejada, contrario a lo que se piensa, no era Caleño. La tierra que vio nacer al creador del Gato del Río fue Pereira, la capital del departamento de Risaralda. Aún así Cali fue la ciudad que lo vio desarrollarse como artista. Y siempre fue la ciudad de sus amores.

Nació el 1 de febrero de 1924, aunque su familia se trasladó a Manizales. En este lugar fue donde pasó gran parte de su infancia. Cuando tenía 13 años, en 1937, su familia se muda nuevamente. En esta ocasión a la ciudad de Cali.

Experimentó con la pintura y el muralismo. Sin embargo sus obras más reconocidas son las figuras trabajadas en madera.

El maestro Tejada muere el 1 de junio de 1998 en Cali dejando una amplia obra de escultura y pintura. La mayoría de su obra es reconocida como patrimonio cultural de la nación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


El sitio web "Viviendo Cali" utiliza cookies, para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web están activadas para "permitir cookies" y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hace clic en el botón "Aceptar", usted declara que entiende y que está consintiendo las dichas cookies.

Cerrar